Viaje en moto - Roadsters a las Θερμοπύλες (Termópilas)




Volver

Viaje en moto - Roadsters a las Θερμοπύλες (Termópilas)

Día 2: Mestre (Italia) - Dubrovnik (Croacia)


Ir a la galería de fotos

7:30 a desayunar con la moto lista para salir a las 8hs, pacto que intentamos seguir el resto de días, aunque las 8 solían ser las 8:15 o las 8:30 según diferentes acontecimientos.
Todo el mundo listo, nos vamos a buscar Dubrovnik, dónde cerrábamos las dos etapas duras y monótonas del principio.
A los 165km llegamos a la frontera con Eslovenia, pasamos sin complicaciones, para ir a coger la autopista cruzamos una carretera que nos da un respiro, el paisaje en Eslovenia es para enamorarse, cada pueblo tiene un encanto especial, los colores de los bosques. Nos cruzamos con los primeros moteros del viaje, BMWeros, nada cambia... ¿al final será verdad que sólo nos juntamos entre nosotros?
Llegamos a la autopista, lo primero es comprar la viñeta que te permite circular por allí, ya que no hay cabinas de peaje para pagar, compras el parche en una gasolinera y al pasar por las cabinas hay unas cámaras que te filman, en teoría si no lo llevas te envían un multa a casa.
La autopista del domingo, tanto en Eslovenia como en Croacia parecía que la habíamos alquilado para nosotros, muy buen estado del asfalto y poco tránsito, ya en Croacia pasamos por una zona de túneles y montañosa que daba gusto, no era la recta interminable de cruzar Francia.
Sobre todo la gran diferencia entre las autopistas de cada país se nota en que en Italia entras coges ticket y no pagas hasta que sales, en Eslovenia tienes la viñeta o sea que te paras sólo una vez, en Croacia también pagas al salir, se agradece no tener que detenerse cada media hora a sacar la tarjeta. La más cara la italiana, 35€ de la frontera a Mestre.
Ya por la tarde la autopista se termina y comenzamos a disfrutar de la carretera, atardecer, bonitos paisajes, el sol cayendo sobre el mar, el sol que nos deslumbra, los coches que adelantan con línea continua en curva sin visibilidad... Monty que ve pasar su vida por delante, se ha quedado en un susto por suerte. Nos paramos a hacer alguna foto que hoy es un día importante, hoy dejamos atrás más de 2000km.
Para llegar a nuestro destino se pasa inevitablemente (si quieres ir por tierra) por Bosnia, es un trámite rápido, papeles y adelante, unos pocos kilómetros y otra vez en Croacia.
El hotel en Dubrovnik estaba cerca del mar dentro de la zona antigua, con que dimos un buen paseo para llegar recorriendo las calles que rodean la muralla, es un sitio al que me gustaría regresar con más tiempo, muy interesante.
No podíamos acceder con las motos hasta la puerta, así que LyN y yo nos vamos a buscar a pié el sitio más cercano para aparcar, finalmente sólo nos separaba del hotel unos 30 escalones, casi nada.
Primera decisión crucial para el descanso, dos habitaciones, una con tres camas y otra con una cama doble, ¿quién duerme solo? Está claro, Johnny ronquido terremoto.
Ducha y a cenar, restaurante al borde del mar en uno de los muelles del casco antiguo, otra vez la cena es un acierto, pedimos varios platos para picar, cuál estaba más bueno, la cerveza que nos acompaña y comentamos la ruta para el día siguiente, luego un helado que nos había tentado antes y a buscar un sitio que no fue fácil encontrar.
Pasajes y más pasajes llegamos a un bar entre las rocas del acantilado, el sitio espectacular, luz de vela, la música idónea, la luna que se reflejaba sobre el mar, un bote pescando en la oscuridad, vamos un ambiente que invitaba a relajarse y disfrutar de un buen gin tonic...
-¡Que no!
-¿Cómo que no?
-Que no ponemos gintonics, sólo tenemos cerveza, vino y cava.
-Estooo, vale... una cerveza y tres vinos, pero nos quedamos sólo porque ya estábamos sentados, nos cortó el rollo de repente.
Llegan con las copas... de plástico! Y el vino tinto recién sacado de la nevera, suerte que pedí cerveza, sin palabras, aquí Monty se grabó en la mente, "nunca vuelvas a los sitios que te han gustado", mejor quedarse con el recuerdo bueno.

¡Todos a dormir! Que mañana toca disfrutar.

by ponchi, el pibe

Roadsters a las Termópilas

Espera a la salida

Roadsters a las Termópilas

Despliegue habitual en una parada

Roadsters a las Termópilas

Despliegue habitual en una parada

Roadsters a las Termópilas

Dónde acaban los mosquitos en una GS

Roadsters a las Termópilas

Gatos y bizcocho

Roadsters a las Termópilas

Descanso para las niñas

Roadsters a las Termópilas

Hay que ir identificados

Roadsters a las Termópilas

TraGStor alemán con spoiler

Roadsters a las Termópilas

Llegada a Dubrovnik

Roadsters a las Termópilas

Dubrovnik la nuit

Roadsters a las Termópilas

Dubrovnik la nuit

Roadsters a las Termópilas

Dubrovnik la nuit

Roadsters a las Termópilas

Dubrovnik la nuit

Roadsters a las Termópilas

Dubrovnik la nuit

Roadsters a las Termópilas

Dubrovnik la nuit


Volver


© S&S
Visitas: