Viaje en moto - Roadsters a las Θερμοπύλες (Termópilas)




Volver

Viaje en moto - Roadsters a las Θερμοπύλες (Termópilas)

Día 7: Blace (Serbia) - Kaposvar (Hungría)


Ir a la galería de fotos

Buen desayuno antes de coger la moto, ¡así me gusta comenzar el día!!! La panadería u horno justo en la esquina del hotel estaba abierta y salimos con las botas puestas, dos veces.
El sol ya estaba encima de nosotros, nos subimos en las motos y de momento no se había caído nadie, vamos en dirección Hungría.
Por la mañana la ruta que se había planificado incluía el paso por el Parque Nacional de Kopaonik (aún en Serbia) que en la cima de la montaña tenía una pista de esquí, el sitio es precioso, la carretera está en muy buen estado y seguimos sin tránsito... ¿nos lo habrán reservado para nosotros? La verdad es que da gusto salir a la ruta en esas condiciones, los colores, el sol, la carretera... De la Serbia nocturna a esta zona había un cambio, no sólo en las carreteras si no en el ambiente, todo el complejo y los pueblos en la zona de esquí eran muy pintorescos.
Conforme bajábamos de la montaña comenzamos a ver un manto blanco que cubría todo el valle, la carretera seguía impecable, la verdad me hubiese gustado dar un par de vueltas más por allí.
Como seguíamos bordeando la frontera con Kosovo, de vez en cuando pasábamos junto a alguna aduana, la mirábamos de lejos no sea que nos inviten a pasar.

Frontera de Serbia con Hungría, empezamos... pasa Monty, pasa sube, le toca a LyN... se le caen las gafas al suelo mientras le pasa los papeles al policía de la aduana, el crack del universo se agacha a buscarlas sin bajarse del tractor ¿cómo lo ha hecho si aquello está muy lejos del suelo? Al reincorporarse se descompensa el peso y.... ¡al suelo!!! esta es la segunda y la última de LyN, jejeje, ¡es que hay más!. Para compensar la anterior ha decidido caerse del otro lado, una y una.
En la otra aduana, la de Hungría, los policías se partían imitando la caída, vaya tela.
Los húngaros habían decidido que como se había caído uno de nosotros posiblemente llevemos drogas (esto último es pura imaginación) así que nos vuelven a registrar a todos, esta vez con más calma y muy por encima sin entrar en detalles como la caja de fusibles, pero nos hacen abrir todo el equipaje una vez más, ya estábamos acostumbrados.
Vamos pasando pueblo tras pueblo, todos iguales, la carretera que pasa por medio hace una S, esto le molestaba particularmente a Monty, el quería las carreteras rectas en los pueblos... no sabremos por qué.
En una de estas S que tanto le mareaban le sale la vena más oscura, la vena asesina. El paso por los pueblos era muy lento está claro y de vez en cuando íbamos hablando por el Midland (intercomunicador) diciendo alguna que otra tontería, va todas tonterías.
En una curva adelanta a un camión que iba casi parado y le pregunto si venía alguien ya que yo no tenía visibilidad, me dice: -No viene nadie... me pongo a adelantar y al segundo escucho... -Sí, sí, ¡ahora sí que viene!
¿Eh?!!!!! me has querido asesinar!!!! menos lindo le dije de todo. Luego la culpa ha sido mía porque he tardado en salir, ¡venga hombre!
Aquí ha pasado algo que no podré olvidar, hay sitios que afectan notablemente a la gente, sobre todo los pueblos con la carretera que los cruzan en ¿S?
Conforme vas subiendo de Grecia en dirección Austria se va notando un cambio paulatino en el nivel de vida, incluso en los pueblos rurales, si bien las casas eran similares, cada una con su plantación particular, etc. Quizás cambiaba la antigüedad de los vehículos, comienzas a pasar por ciudades un poco más grandes y en mejores condiciones, la conducción es más ordenada, las tías ya se ven de día y con colores más agradables y curiosamente va desapareciendo el humo.
Este mismo día cruzamos el Danubio un par de veces, o tres o cuatro, ya no me acuerdo si Monty lo cruzó cinco veces y yo seis o si era al revés... pero fueron muchas, como diez... vaya que me he hecho un lío... de estas cosas hablábamos por el Midlan, ¡ahora entiendo que quisiera deshacerse de mí!

Ahora bien, durante la planificación del viaje siempre estuvo latente la posibilidad de hacer el Passo dello Stelvio, aquel mítico paso en los Alpes, aquel nombre tan importante en la agenda de todo motero.
Era un probable nada más, una ilusión. El caso es que lo dejamos para decidir a última hora, según como se desarrollen los días de ruta.
El día de Montenegro descartamos el Stelvio, ya era imposible, de hecho tendríamos que hacer autopista más de lo planeado para el regreso.
Resulta que los días posteriores estiramos los kilómetros para recuperar, nos olvidamos de la planificación inicial y fuimos a saco cada día, cada día un poco más, ese esfuerzo nos ponía en Hungría bastante cerca de Austria e Italia.
Nos ponía bastante cerca del Stelvio, Monty con su Zumo empieza a hacer cálculos, aquello que pone todo GPS de no manipular mientras se conduce, el de Monty no lo pone. A media tarde comenta la posibilidad de pillar autopista desde Eslovenia, pasar por Austria y llegar al pie del Stelvio el sábado por la noche.
Por supuesto todos dimos el visto bueno en el acto y nos ilusionamos con cerrar el viaje con mención especial.

Hoy sinceramente no me acuerdo lo que hicimos para comer, me acuerdo de una gasolinera donde un tío mira el GPS de Monty y flipa, nos dice que no sabía que funcionaban allí, hay que ver lo acostumbrado que está uno a ciertas cosas y lo cerca que viven otras personas a las que no llegan este tipo de facilidades o no tienen acceso a ellas. Aquí creo que es hasta peligroso que cada día más gente lleva el GPS incluso para ir del trabajo a casa.
Otra vez el atardecer, otra vez los colores del sol cayendo entre los bosques, esos atardeceres que recuerdo con tanto cariño, ¡más que nada por que ya era hora de parar a descansar!
Continuamos con una ruta nocturna por un camino de tractores, para no variar. LyN estaba feliz de la vida, incluso se llevó en la GS un par de troncos para colaborar con la causa, cruzamos muchos camiones y tractores que venían de talar árboles, pasamos por sitios con barro otra vez ya que estábamos en el bosque no había que privarse de nada.
Llegamos al primer pueblo donde buscaríamos hotel, casualmente junto a la gasolinera donde repostamos había uno con muy buen pinta, voy a preguntar... no hay sitio.
Vamos para el pueblo, damos un par de vueltas y me paro preguntar a un grupo de niñas que estaban festejando algo en la calle, pensé que me darían algo de información pero más que nada se lo pasaron bien un rato riéndose de que no nos entendíamos y no nos dejaban marchar más que nada por que se lo estaban pasando bien pero nosotros seguíamos sin hotel, al final nos fuimos 200 metros más adelante para poder decidir qué hacer.
Seguimos conduciendo y preguntando, algo tiene que salir.
Llegamos al pueblo siguiente, otra vez a preguntar y encontramos el hotel... tampooooooco había sitio.
Mientras LyN y sube averiguaban en el hotel por la disponibilidad, yo no tenía claro que fuese ese el hotel según la explicación que nos dieron, así que doy media vuelta y giro en la esquina para seguir buscando, 50 metros más tarde un coche de la policía me detiene, luces de colorines y alto.
Policía: -...algo suelta en húngaro que no se le entendió nada.
Yo: -Cara de poker.
Policía: -Do you speak english?
Yo: -Yes.
Policía: -Passport.
Policía: -Motorbike papers.
Se ve que lo encuentra todo en orden y se olvida del inglés, en húngaro me empieza a explicar algo y no se hacía entender muy bien, supongo de que el hecho de que yo no se húngaro no ayudaba mucho.
Tal que al cabo de un rato y luego de hacerme algún dibujo muy poco esclarecedor, el tío me hace señas para que me vaya y pregunto: - ¿Yo irme?... el tío: - Sí sí, te puedes ir (con señas).... ¡Vale! pues me voy.
Luego hablando con Monty, el se había enterado de todo, y eso que estaba escuchando desde la acera de enfrente, resulta que cuando di la vuelta en el hotel para girar en la esquina hice unos metros en contra dirección, menos mal que todo se quedo en que los polis no saben hablar inglés, jejejeje.
Conclusión: Monty sabe húngaro.
En el hotel que no había sitio nos envían a buscar otro hotel en las afueras de la ciudad, junto a un camping, estaba cerrado la recepción sólo atiende hasta las 20h. Había una concentración de 4x4 Jeep, una curiosidad. Foto de recuerdo y seguimos la ruta y la búsqueda.
Ya eran ¿las 20.30h? y el frío apretaba un poco, en la carretera nos paramos en un hotel de 4 estrellas, una pasada de hotel, vamos a preguntar total... por preguntar no cobrarán... tampoco hay sitio, al salir vemos pasar unas señoras con bata blanca, irían a un spa o algo así, ¡y nosotros sin sitio para dormir siquiera!
Seguimos en dirección Dombovar, por suerte unos 15 kilómetros antes de llegar a la ciudad encontramos un hotel de carretera con muy buena pinta, había sitio, nos quedamos, ¡uff que alivio! Por lo visto el único preocupado era yo, o el único cansado no lo sé, el tema es que los kilómetros empezaban a sumar en la espalda y cuanto más tarde encontrásemos hotel más tarde me iría a dormir.
Hicimos 100km entre las 19.30h y el hotel, hemos tenido suerte de todas formas, el sitio estaba muy bien y económico.
Cenamos en el mismo hotel, tampoco había muchas más opciones ya que estábamos en el medio de la nada, buena cena, pedimos cuatro platos típicos húngaros y los compartimos, estaba todo muy bueno.
Ya por la hora nos dijeron que los cubatas no los podíamos tomar allí, con lo que decidimos hacer botellón en la calle, como veis no ha faltado de nada.
Esa noche dormimos nuevamente 3 por un lado y Monty en una habitación solo como perro malo.

by ponchi, el pibe

Roadsters a las Termópilas

Parque Nacional de Kopaonik

Roadsters a las Termópilas

Parque Nacional de Kopaonik

Roadsters a las Termópilas

Parque Nacional de Kopaonik

Roadsters a las Termópilas

Parque Nacional de Kopaonik

Roadsters a las Termópilas

Parque Nacional de Kopaonik

Roadsters a las Termópilas

Parque Nacional de Kopaonik

Roadsters a las Termópilas

Admirando la niebla espesa

Roadsters a las Termópilas

Admirando la niebla espesa

Roadsters a las Termópilas

Curvas y fortalezas en Serbia

Roadsters a las Termópilas

Curvas y fortalezas en Serbia

Roadsters a las Termópilas

Puesta de sol en Hungría

Roadsters a las Termópilas

Puesta de sol en Hungría

Roadsters a las Termópilas

Copas en el hotel

Roadsters a las Termópilas

Copas en el hotel


Volver


© S&S
Visitas: