Viaje en moto - Roadsters a las Θερμοπύλες (Termópilas)




Volver

Viaje en moto - Roadsters a las Θερμοπύλες (Termópilas)

Día 10: Menton (Francia) - Barcelona


Ir a la galería de fotos

Ciudad de Menton (Francia). Nos levantamos con calma, Monty sale primero de la habitación como siempre.
El desayuno en el hotel, me lo encuentro sentado solo en la mesa, a los pocos minutos llegan sube y LyN.
Buenos días, buenos días. Hemos dormido bien, estamos descansados, hoy es el último día de 10 días maravillosos.
Habíamos pasado todo tipo de experiencias, largos tramos de autopista, carreteras increíbles, clima excepcional, gentes de todos los tipos y colores, paisajes encantadores y como no, hemos disfrutado de nuestra compañía en la ruta que ha sido sublime, incluso en los momentos esos de "¿Tu ibas rápido?"... "No, yo no, ¿y tú?"... "No que va para nada"... ¡Venga hombre! ¡aquí nadie ha corrido ahora!
Esos momentos y muchos otros nos dejaron más de un gran recuerdo.

Ya os he hablado de los detalles de cada día, hoy nos levantamos y fuimos directos a la autopista, así a simple vista pareciera que no hay nada que contar pero ¿os acordáis del aceite de la moto de sube?
Parada rutinaria para poner gasolina en la autopista, luego de llenar depósitos nos apartamos un poco para descansar y para que los Blues Brothers hagan el cigarrito de rigor.
Al cabo de un rato se los ve agachados en la zona donde se mira el nivel del aceite, en la moto de sube.
Y va el crack y suelta:- ¿Sabéis por que echaba humo la moto?... ¡Porque no tiene aceite! Le voy a poner el litro que me ha sobrado de los dos que traje.
Al cabo de un rato se le oye otra vez:- Estooo, le he puesto todo el aceite pero no veo el nivel, yo diría que ya está, con esto me alcanza para llegar a casa, ¿vosotros que opináis?
Ponchi:- En el manual de la moto dice claramente que utilizarla sin aceite en el nivel no es recomendable (qué asco me doy, no sé si más por el comentario o por haberme leído el manual).
Luego de deliberar un poco al respecto, de pensárselo, de preguntarnos a todos, de ir a mirar los tipos de aceites que había para comprar, de pensárselo un poco más terminó poniéndole medio litro más de un aceite que encontró, de oliva creo que era... continuamos el regreso. Todo esto es muy bonito pero lo mejor es que la moto en cuestión ya no echaba humo por el escape, todo un detalle liego de ponerle un litro y medio de aceite.
Monty también hizo de las suyas con el aceite, el crack no se llevo aceite de recambio porque su moto no consume... terminó por ponerle uno de los dos litros que me había llevado por si las flowers.
Y un servidor también hizo de las suyas con el aceite... a pesar de ir de listo y leerme el manual de la moto mi memoria me la jugó y en vez de recordar que el ojo de nivel de aceite mide medio litro me acordaba de que era un litro entero, siguiendo con esta premisa le he puesto "un poco" más de aceite en alguna ocasión del viaje, cosas que pasan.

De la ruta de vuelta no hay mucho más que contar, fue una suerte que soplara un viento tremendo en todo el trayecto ya que te mantiene despierto en la interminable y aburrida autopista, es increíble las velocidades que se pueden alcanzar con viento a favor, es lo suficientemente ilegal como para no decirlo.
Llegamos a España, ya estamos cerca de casa, paramos a repostar ahora que es más barato y llega la hora de despedirse, aún es temprano alguien suelta un "¿y si acabamos en el Montseny?", pero yo fui el primero en expresar un gran deseo de volver a casa, me esperaban a comer y me hacía mucha ilusión.
No es que hayamos estado fuera muchos días, pero es increíble como cada día se vivieron diferentes sensaciones que dejan el sentimiento de haber estado fuera más tiempo, será por pasar por diferentes países en un día o por promediar 700km por día, o por dormir cada noche en un sitio diferente, no lo sé, pero sentía que hacía mucho tiempo que estaba lejos y ya tenía ganas de ver a mi mujer y a esa panza que augura la llegada de un nuevo integrante a la familia.

Señores, ha sido un placer, en este solemne acto quiero agradecer a los integrantes del viaje en general y en particular a Monty por escucharme por el Midland, a LyN por venir con el tractor y mostrarnos que no sólo sirve para arar la tierra y a sube por proveer al viaje del toque tecnológico con la moto disfrazada de Robocop.
Fuera bromas ha sido un viaje espectacular, lo hemos disfrutado mucho y de verdad muchas gracias a los tres, ¡ojalá se repita aunque por mi parte igual pasen 20 años!

Nos vemos.

by ponchi, el pibe

Roadsters a las Termópilas

Ruta barcelona - termópilas

Roadsters a las Termópilas

300 - termópilas 2009


Volver


© S&S
Visitas: